Tapwrit Derrocha Clase Y Resistencia Para Ganar El Belmont Stakes

by | 06.10.2017 | 9:16pm
Tapwrit toma ventaja definitiva para ganar el Belmont Stakes (G1)

Una vez más, un corredor del Kentucky Derby deja pasar el Preakness Stakes y regresa para imponerse en el Belmont Stakes.

Tapwrit, un hijo de Tapit que costó en subasta $1,200,000, justificó su precio al ganar de manera convincente la edición número 149 del Belmont Stakes (G1, $1,500,000) cerrando con broche de oro el Festival Hípico del óvalo newyorkino. Conducido por José Luis Ortiz y entrenado por Todd Pletcher, el tordillo dio cuenta de un aguerrido Irish War Cry en los 100 metros finales para llevarse los máximos honores en la tercera gema de la Triple Corona norteamericana, que este año tuvo tres ganadores distintos, dos de ellos de la cuadra de Pletcher.

Once competidores buscaron ganar el “Test del Campeón”, ya que en la mañana del sábado 10 el potro japonés Epicharis fue retirado del clásico al no poderse recuperar de una inflamación en su miembro anterior derecho. A pesar de que no había la posibilidad de un triplecoronado, y de que no estaban presentes los ganadores del Derby y el Preakness, el Belmont no estuvo escaso de emociones y expectativas, siendo esta edición una de las más parejas en su historia reciente.

Luego de una partida muy pareja Tapwrit por dentro, Irish War Cry por el centro, y Meantime por fuera salieron a buscar la delantera, aunque ninguno de los jinetes mostró intenciones de emprender la sprintada. Con un grupo compacto en la primera curva, Hollywood Handsome se enredó con otro cercano rival y su jinete Florent Geroux por poco cae de su ejemplar, perdiendo los estribos y a la vez perdiendo todo chance de ganar.

La prueba se desarrolló con Irish War Cry dominando a Meantime por apenas un cuerpo, en parciales de 23.88 y 48.66 para 400 y 800 metros, respectivamente. Patch seguía de cerca en el tercero junto a Gormley, mientras que Hollywood Handsome en descontrolada carrera acompañó a los vanguardistas durante un rato. Muy cerca por el riel marchaba Tapwrit, su jinete conservando su energía y ahorrando todo el terreno posible.

Irish War Cry dejó 1:14.01 para los 1200 metros y continuaba marcando el ritmo del Belmont Stakes sin esfuerzos aparentes. Mike Smith buscó respuesta de Meantime, pero no encontró ninguna en la curva lejana. Tapwrit avanzaba por dentro a la par de Gormley, mientras que J Boys Echo comenzaba a ser exigido a fondo por Albarado sin consecuencia alguna.

Ya en los 600 finales era predecible que Irish War Cry y Tapwrit decidirían el Belmont Stakes. Luego de pasar la milla en 1:38.95, los dos potros tomaban ventaja sobre el resto del lote, y así lo entendieron Rajiv Maragh y José Luis Ortiz, quienes empezaron a exigir a fondo a sus conducidos poco antes de la entrada a la recta decisiva. Gormley trataba de mantener buena posición, al igual que el tuerto Patch. El resto no progresaba.

La recta final fue un duelo de dos caballos y dos jinetes dando el todo por el todo en busca de un lugar en la historia. Por momentos daba la impresión de que el alazán criado en New Jersey se vendría de extremo a extremo, pero quizás el furlong final fue demasiado para el hijo de Curlin, no así para Tapwrit, que finalmente quebró la resistencia de su gallardo rival para ganar por dos cuerpos, dejando tiempo de 2:30.02 para la milla y media.

Irish War Cry cayó con todos los honores en un meritorio segundo lugar, mientras que Patch llegaba tercero superando a Gomley. Luego llegaron, uno tras otro, lejos de los dos protagonistas, Senior Investment, Twisted Tom, Lookin At Lee, Meantime, J Boys Echo, Multiplier, y el desafortunado Hollywood Handsome, contenido por su jinete para evitarle males mayores.

Tapwrit fue el segundo favorito del Belmont, 5/1 en las apuestas. Con el premio de $800,000 elevó sus ganancias a $1,143,902 producto de cuatro primeros y un segundo en apenas ocho actuaciones, defendiendo los colores de una sociedad integrada por Bridlewood Farm, Eclipse Thoroughbred Partners y Robert LaPenta.

Fue el tercer triunfo para Todd Pletcher en el Belmont. Antes lo ganó con la yegua Rags To Riches (2007) y Palace Malice (2013). “Tapwrit tuvo un viaje estupendo”, dijo. “Las cosas salieron tal y como lo hablamos en el paddock antes de la carrera. Esperábamos que tuviese fuelle al final. Parecía que Irish War Cry se sostendría hasta la meta, pero el nuestro sacó más fuerzas”

Para el jinete José Luis Ortiz, quien vio ganar a su hermano Irad el Belmont del año pasado, fue éste su primer lauro en el clásico. “Es un sentimiento increíble y difícil de explicar”, comentó. “Yo sabía que podía llegar a la distancia. Ha sido un gran trabajo de entrenamiento de Todd. Siempre me ha gustado este caballo, y siempre le he tenido mucha fe. Estoy muy feliz!”

A continuación el video del Belmont Stakes (G1) de 2017, cortesía de NYRA:

 

Paulick Report on Instagram