Saratoga Race Course: Dos Historias Del “Cementerio De Los Campeones”

by | 07.20.2017 | 3:23pm
Saratoga Race Course

Cada verano el hipódromo de Saratoga, ubicado en Saratoga Springs, NY, abre sus puertas para albergar lo más selecto de la hípica norteamericana. Los mejores ejemplares, los profesionales y propietarios más destacados, las carreras más relevantes. Clase y belleza que conforman un espectáculo único en el deporte hípico que trasciende a nivel internacional.

Pero Saratoga también se ha ganado un particular apodo en sus muchos años de historia: “El Cementerio de los Campeones”. No son pocos los grandes caballos que sorpresivamente han fallado en carreras que supuestamente han estado a su disposición, y hemos querido recordar en esta entrega a dos inmortales de la hípica que tienen dos particularidades en común: ambos son Triplecoronados, y ambos perdieron en Saratoga luego de conquistar sus hazañas.

 

EL WHITNEY HANDICAP DE 1973: ONION DERROTA A SECRETARIAT

Luego de su histórico triunfo por 31 cuerpos en el Belmont Stakes, y de un paseo de salud en el Arlington Invitational, el triplecoronado Secretariat fue llevado a Saratoga para correr el Whitney Handicap, el 4 de Agosto de 1973. Era la primera vez que el hijo de Bold Ruler enfrentaba a ejemplares de mayor edad. Sin embargo, la nómina del Whitney, a peso por edad, con el campeón recibiendo incluso siete libras del cincoañero West Coast Scout, parecía cualquier cosa menos una carrera pareja.

Secretariat cerró 1/9 en las apuestas en el lote de cinco ejemplares, y casi nadie esperaba ver lo que ocurrió.

Onion, un pupilo del legendario H. Allen Jerkens, famoso por haber derrotado a grandes caballos, saltó a la punta en los 1800 metros del Whitney, conducido por Jacinto Vásquez, quien hábilmente lo colocó por segunda línea durante todo el trayecto. Siendo netamente un sprinter, la mayoría pensó que el alazán sucumbiría en una distancia tan larga, pero Vásquez administró su velocidad natural haciéndolo pasar en 24 2/5 y 47 4/5 para los dos primeros cuartos de milla. Ya en la recta opuesta Secretariat, que corría de menos a más como de costumbre, pasaba al tercero y luego al segundo, su jinete Ron Turcotte buscando el riel para supuestamente desplazar al puntero.

Pero Jacinto Vásquez tenía otra idea.

Secretariat atacó a Onion en la curva lejana, sin poder superarlo. Vásquez había dejado ese pequeño espacio para de alguna manera dificultar la acción del Triplecoronado, cuyo jinete se vio en la necesidad de comenzar a exigirlo. Onion mantenía su ritmo, marcando 1:11 para los 1200 metros, con Secretariat al costado. Todo el mundo pensó entonces que el sprinter no podría seguir a ese ritmo, y que el campeón daría fácil cuenta de su rival.

En la recta decisiva, Turcotte apeló al látigo, castigando repetidamente a Secretariat con la zurda. Vásquez por su parte le dio un par de foetazos a Onion y cerró un poco más el espacio entre éste y su rival, dificultando el accionar de Turcotte, quien no lograba obtener más de su cabalgadura. Luego de dejar 1:36 para la milla, Jacinto Vásquez supo que tenía el control absoluto de la carrera y se limitó a mantener al sorpresivo Onion en la punta sin uso del látigo, superando al final por un cuerpo al campeón, en tiempo de 1:49 1/5. Ante el estupor general, el inmortal caballo había caído.

Luego circuló el rumor de que Secretariat había tenido un episodio de fiebre antes del Whitney, y que por ello debió haber sido retirado. Sea como sea, la clave del triunfo de Onion pudo haber sido la estrategia. “Secretariat siempre atropellaba por fuera,” recordaba Jacinto Vásquez en una entrevista. “Dejé el espacio justo para que viniera por dentro, y allí lo atrapé.”

A continuación el video del Whitney Handicap de 1973, cortesía de la NYRA:

 

EL TRAVERS STAKES DE 2015: KEEN ICE SORPRENDE A AMERICAN PHAROAH

American Pharoah había logrado la Triple Corona, luego de una interminable espera de 38 años. El hijo de Pioneerof the Nile se convirtió entonces en un ídolo para una generación completa de aficionados al hipismo que jamás habían visto a un tresañero alcanzar la hazaña más difícil del deporte en Norteamérica.

El castaño llegó a Saratoga para correr el Travers S. (G1), el Derby del Verano, luego de obtener un cómodo triunfo en el Haskell Invitational (G1) en Monmouth Park. Con ocho victorias consecutivas en nueve salidas a la pista y corriendo a pesos iguales, American Pharoah (1/5) era el favorito incuestionable aquella tarde del 29 de Agosto de 2015.

El campeón saltó a la delantera para deleite de sus seguidores. Lo que ocurrió después, casi nadie lo esperaba.

Víctor Espinoza había completado un primer cuarto de milla bastante cómodo de 24.28, pero su colega José Lezcano, quien sustituía a Joel Rosario a bordo del tordillo Frosted no le iba a facilitar las cosas. En la recta de enfrente American Pharoah tuvo que confrontar al caballo de Godolphin, que se le puso al costado cuando promediaban la mitad de la carrera. Espinoza dejó correr al pupilo de Baffert, pero Lezcano no se quedó atrás, obligando a Frosted a mantener la pelea. Fue notorio el cambio de ritmo, ya que el tercer cuarto de milla se corrió en 23.18. A todas estas, Keen Ice iba a unos cinco cuerpos de la punta en el quinto lugar, su jinete Javier Castellano esperando el momento para iniciar su carga.

En la curva lejana American Pharoah y Frosted se trenzaron en una encarnizada pelea, ambos exigidos al máximo por sus jinetes. Segundos más tarde, un amenazante Keen Ice aparecía por fuera, descontando terreno con cada paso, y se hizo evidente que el Travers no iba a ser una tarea sencilla para el Triplecoronado.

Ya cansados, American Pharoah y Frosted continuaron su batalla en la recta decisiva, específicamente hasta el poste de los 300 finales cuando el campeón sacó un cuerpo de ventaja, habiendo pasado la milla en 1:35.08. Por momentos dio la impresión de que nadie le quitaría el triunfo. Sin embargo, Espinoza vio a su derecha y notó el avance de Keen Ice, que con su tranco constante se colocaba cada vez más cerca. Lo exigió a fondo, le asestó cuatro latigazos con la derecha y dos más con la zurda, pero no pudo evitar la derrota. El caballo de Donegal Racing, entrenado entonces por Dale Romans, pasaba de viaje en los 100 finales para convertirse en una tremenda sorpresa de 16 a 1 en las apuestas. El “Cementerio de los Campeones” había cobrado otra víctima.

A continuación el video del Travers S. de 2015, cortesía de la NYRA:

Paulick Report on Instagram