Roman Rosso Se Lleva Para Argentina El Triunfo En El XXXIV Longines Gran Premio Latinoamericano

by | 03.13.2018 | 8:16pm
Roman Rosso (Wilson Moreyra) - Longines Gran Premio Latinoamericano 2018

La tarea para el alazán Roman Rosso no era para nada sencilla: reaparecer después de cuatro meses sin correr, y hacerlo fuera de su país en una carrera de corte internacional.

Sin embargo, el hijo de Roman Ruler estuvo a la altura del exigente compromiso, y amparado en una precisa conducción por parte de Wilson Moreyra le dio a Argentina su sexta victoria en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1, $500,000), la carrera internacional más importante del turf suramericano, disputada el domingo 11 en el Hipódromo de Maroñas (Uruguay). Entrenado por Jorge Mayansky Neer, el tresañero criado en el desaparecido Haras Melincué tuvo la resistencia necesaria para superar a sus once rivales en la importante competencia que reunió a destacados corredores representantes de Argentina, Brasil, Perú y Uruguay. Chile fue el gran ausente del evento, toda vez que un brote de influenza equina no permitió el tiempo suficiente para que sus ejemplares superaran la cuarentena impuesta.

La pista de Maroñas estaba particularmente rápida, cosa que entendió a la perfección el jinete de Fitzgerald, caballo brasilero que corrió en representación de Uruguay. Aprovechando su cercanía al riel, el zaino impuso un exigente tren de carrera, dejando 24.25 para el primer cuarto de milla – partiendo desde un chute y girando hacia la recta opuesta. El peruano Barbón salió a su persecución, no dejándolo escapar. Wilson Moreyra colocó a Roman Rosso por fuera en el tercero, unos tres cuerpos detrás del puntero. El argentino Calcolatore corría en el cuarto, mientras que el peruano Kodiak Boy marchaba quinto, a unos seis o siete cuerpos.

Fitzgerald aceleró el paso, marcando 46.56 para la media milla y tomando clara ventaja de unos cuatro cuerpos sobre Barbón, que seguía a la caza y nuevamente descontó la ventaja que lo separaba del puntero cuando giraban la curva lejana. Moreyra se notaba confiado a bordo de Roman Rosso, que sin mayor esfuerzo mostraba mejor accionar. Calcolatore era castigado por su jinete, Kodiak Boy abanadonaba la lucha, y los atropelladores comenzaban su remate final.

La sprintada en solitario de Fitzgerald terminó en el poste de los 800, luego de dejar 1:10.64 para los 1200 metros. Pocos segundos después el peruano Barbón lo emparejó, a la vez que Roman Rosso continuó su decidido avance hacia la vanguardia. Así entraron a la larga recta de 500 metros de Maroñas. Barbón finalmente quebró la resistencia de Fitzgerald, marcando 1:36.18 para la milla. Moreyra movió a Roman Rosso y este le respondió con un buen empuje que lo llevó a igualar la delantera con el peruano que valientemente trataba de mantenerse adelante. A todas estas surgió desde el fondo del lote el brasilero Leao de Prata, que venía décimo a la entrada de la recta decisiva y luego remató con muchísima fuerza por octava línea.

Roman Rosso desplazó a Barbón a 150 metros para la meta, exigido y castigado por Moreyra, quien le pedía un último esfuerzo. Leao de Prata se le puso a un cuerpo, pero su tardía atropellada no fue suficiente para superar al valioso nieto materno del argentino City West, que llegó a salvo para lograr su quinto triunfo en ocho salidas a la pista y que desató la euforia de sus seguidores en el hipódromo y más aún en su Argentina natal.

Leao de Prata superó por menos de un cuerpo a Barbón, mientras que el brasilero Olympic Harvard arribó en el cuarto con el argentino Areco For Sale en el quinto. Luego arribaron Don Carrasco (URU), El Entrerriano (PER), Kodiak Boy (PER), Fitzgerald (URU), Calcolatore (ARG), El Abanderado (URU) y Dixie Wave (ARG). El tiempo final del Latinoamericano fue de 2:02.05 para los dos kilómetros, con remate de 25.87 para los últimos 400 metros.

“La clave estuvo en la atención que nos brindaron, en el gran recibimiento, en la predisposición para facilitarnos la aclimatación y hacernos más fácil la última fase del entrenamiento”, dijo el entrenador Jorge Mayansky Neer. Su pupilo Roman Rosso ganó así su tercer gran premio consecutivo para los colores del Stud La Primavera, con un Wilson Moreyra enfocado en su tarea y brindando una excelente conducción. “Nada me interesaba más que ganar esta carrera,” dijo. “No se sabe cuándo vas a tener la posibilidad de correrla y qué puede deparar el destino después de ganarla”.

La edición 2019 del Gran Premio Latinoamericano se disputará en el Club Hípico de Santiago (Chile), contando nuevamente con el auspicio de Longines, firma internacional que la semana pasada renovó en Montevideo su contrato de patrocionio con la OSAF.

A continuación el video del Longines Gran Premio Latinoamericano 2018:

Paulick Report on Instagram