La Ruta Al Kentucky Derby: Un Fin De Semana Con Algunos Resultados Inesperados

by | 02.20.2018 | 8:10pm
My Boy Jack (Kent Desormeaux) - Southwest Stakes

Durante el largo fin de semana pasado en los Estados Unidos se disputaron tres competencias en Norteamérica con puntaje clasificatorio para el Kentucky Derby (G1): el Camino Real Derby en Golden Gate, el Risen Star Stakes en Fair Grounds, y el Southwest Stakes en Oaklawn Park.

El resultado: una potra superando a los machos, el legendario D. Wayne Lukas con el nuevo líder de la clasificación, y los hermanos Desormeaux con un buen fanguero al estilo de Exaggerator.

Paved

De las tres victorias, la de la potranca Paved en el Camino Real Derby ($100,000) es la única que no califica como sorpresa, ya que la hija de Quality Road cerró como la favorita en las apuestas en proporción de 2/1. Entrenada por Michael McCarthy, Paved se convirtió en la primera yegua en ganar esta carrera de 1800 metros, obteniendo así 10 puntos clasificatorios para el Kentucky Derby.

Paved corrió a la expectativa, su jinete Drayden Van Dyke reservando la mayor energía posible, mientras que Calexman y Mugaritz hacían el gasto inicial. Paved dio cuenta de este último en la mitad de la recta decisiva y luego fue capaz de neutralizar la embestida final de los atropelladores City Plan y Blended City para cruzar la meta con cuerpo y medio de ventaja, dejando tiempo de 1:50.04 en la pista de Tapeta de Golden Gate. “Ella es un Cadillac,” dijo luego de la prueba el jinete Van Dyke. “Al final venía mirando un poco alrededor, me parece que traía muchas reservas. Es una potranca talentosa.”

Paved tiene ahora dos primeros y dos terceros en cuatro salidas, defendiendo la sociedad de Eclipse Thoroughbreds y Ciaglia Racing. Sus conexiones no tienen intención de llevarla al Kentucky Derby, sino de trazarle una campaña selectiva en la grama para lo que resta de esta temporada.

Bravazo

El Risen Star (G2, $400,000) si puede considerarse como una carrera sorpresiva. Bravazo (21/1) superó en final de foto a Snapper Sinclair (41/1), con lo que el pupilo de D. Wayne Lukas pasó de un solo viaje al liderato de la tabla de clasificación para el Kentucky Derby con 54 puntos, 50 de los cuales obtuvo el pasado sábado 17.

Casi nadie pudo predecir el desarrollo del Risen Star. Snapper Sinclair salió con decisión a la delantera, mientras que Bravazo fue enviado por su jinete Miguel Mena – sustituyendo a Gary Stevens – a perseguirlo. El tren de carrera fue bastante cómodo, con parciales de 24.15, 47.96 y 1:12.85. Snapper Sinclair y Bravazo iniciaron entones una batalla que se extendió hasta la propia sentencia. Ninguno de los dos potros se daba por vencido, así como tampoco sus jinetes. El resto del lote poco o nada pudo hacer para superar a estos inesperados protagonistas, que llegaron casi iguales a la meta. Luego de una breve espera, la foto reveló como vencedor al hijo de Awesome Again, que fue criado por el famoso Calumet Farm, cuyos colores defiende. Noble Indy, segundo favorito en las apuestas, arribó en el tercero superando por escaso margen al favorito Instilled Regard, que no rindió como se esperaba. El tiempo final de la carrera fue de 1:42.95 para los 1700 metros.

Para Miguel Mena esta carrera será inolvidable. Bravazo iba a ser montado por Gary Stevens, quien prefirió declinar este compromiso para conducir a Streamline en el Bayakoa S. en Oaklawn Park, carrera que por cierto ganó. “Stevens tenía esa otra monta, y yo hice algunas llamadas,” comentó el entrenador D. Wayne Lukas. “Estaba contento con haber asegurado la monta del líder de la estadística de Fair Grounds, así que al menos estaba seguro de que él conocía hasta el último grano de arena de la pista. Si el caballo llega bien de regreso, lo voy a envolver en plástico para embalaje con todo y su jinete hasta la próxima carrera,” bromeó.

Los hermanos Kent y Keith Desormeaux fueron protagonistas en la ruta al Kentucky Derby y en la Triple Corona de 2016, gracias al zaino Exaggerator, un hijo de Curlin que es recordado por sus contundentes atropelladas en el Santa Anita Derby (G1), el Preakness Stakes (G1) y el Haskell Invitational (G1), carreras que ganó en pista fangosa. Dos años más tarde otro zaino, My Boy Jack, se ha revelado como un excelente fanguero, logrando una terminante victoria el pasado lunes 19 en el Southwest Stakes (G3, $500,000) y obteniendo 10 puntos clasificatorios para el Kentucky Derby.

El hijo de Creative Cause, con apenas un primero – en grama – en siete salidas a la pista, no era precisamente de los más buscados a la hora de apostar, cerrando con una proporción de 8/1. Su entrenador había manifestado confianza en que el potro podía manejarse bien en arena. Kent Desormeaux dejó a My Boy Jack entre los últimos, corriendo a unos diez cuerpos del favorito Mourinho, que a su vez libraba una batalla con Road to Damascus en parciales de 23.46, 47.70 y 1:13.56.

La recta final del Southwest fue muy disputada. Mourinho trataba de mantenerse en la punta, pero fue alcanzado por Sporting Chance y Combatant, estos últimos topándose en los metros finales. Mientras tanto, My Boy Jack venía pasando uno a uno a sus rivales sin ceder terrerno junto al riel. A unos 150 metros para el final Desormeaux aprovechó el espacio por dentro y pasó de un viaje con su conducido, que siguió en franca ganancia hasta la llegada superando por 4½ cuerpos a Combatant. Sporting Chance sacó pescuezo de ventaja sobre el favorito Mourinho, que muy agotado ocupó el cuarto lugar. El tiempo final de la competencia fue de 1:46.00 para los 1700 metros.

“Fue un cambio completo respecto a su anterior,” dijo Kent Desormeaux luego de la foto de rigor. “Esta vez me dejó que lo llevara con calma y tuvo mucha más fuerza al final. Gran trabajo de entrenamiento de Keith.”

Con respecto al futuro inmediato del potro que defiende los colores de Don't Tell My Wife Stables y Monomoy Stables dijo, “Lo mejor de todo es que ahora vamos para un Derby. Creo que puede ser el Arkansas Derby, pero seguro va a correr un Derby.”

Paulick Report on Instagram